Amistad en serio: el contrato gracioso

Table of Contents

Bienvenido al blog Viltis!

En esta ocasión, queremos hablar sobre un tema poco común en el mundo jurídico: el contrato de amistad gracioso. ¿Alguna vez has escuchado hablar de él? Si no es así, no te preocupes, en este artículo te explicaremos en qué consiste y te daremos un ejemplo divertido.

Antes de empezar, debemos aclarar que este tipo de contrato no tiene validez legal, es simplemente una forma humorística de formalizar una amistad. Así que no intentes usarlo como un documento legal, ¡a menos que quieras reírte un rato con tus amigos!

¿Qué es un contrato de amistad gracioso?

Un contrato de amistad gracioso es un documento en el que dos personas acuerdan formalizar su amistad de una manera divertida y original. Aunque no tenga validez legal, puede ser una forma divertida de demostrar el compromiso y la importancia de una amistad.

Este tipo de contratos suelen incluir cláusulas absurdas, promesas descabelladas y algunas palabras interesantes para darle un toque cómico. Es una manera de reírse de uno mismo y de celebrar la amistad de una manera única.

Ejemplo de contrato de amistad gracioso

En la ciudad de Viltis, a los 14 días del mes de abril de 2021, se establece el siguiente contrato de amistad gracioso entre Nombre de amigo 1 y Nombre de amigo 2.

1. Las partes se comprometen a ser amigos por el resto de sus vidas, incluso si uno de ellos se vuelve millonario y el otro sigue siendo un desempleado.

2. Ambos se comprometen a hacer el ridículo juntos en público al menos una vez al año.

3. Si alguno de los dos necesita un hombro para llorar, el otro deberá ofrecer el suyo sin hacer preguntas, a menos que la causa de la tristeza sea una ruptura amorosa por alguien que claramente no valía la pena.

4. En caso de una discusión, se acepta que la pizza será la única mediadora y que ambas partes deberán ceder a sus antojos.

5. Si alguno de los dos se vuelve famoso, el otro deberá recordarle constantemente sus raíces humildes y reírse de sus fotos de la adolescencia.

6. Ambos se comprometen a no juzgar las decisiones del otro, a menos que sea una decisión verdaderamente estúpida, en cuyo caso se le permitirá reírse por un máximo de 5 minutos antes de ofrecer apoyo.

7. Si alguno de los dos se encuentra en apuros, el otro deberá ofrecer ayuda sin dudarlo, siempre y cuando no implique hacer cosas ilegales o saltar en paracaídas.

8. En caso de una pelea, se acuerda que las disculpas serán en forma de memes y gifs graciosos.

9. Ambos se comprometen a seguir siendo amigos incluso si uno de ellos se vuelve famoso en TikTok y el otro sigue siendo un desconocido en Instagram.

10. En caso de una ruptura amorosa, se acuerda que el otro deberá acompañar al afectado a comer helado y ver películas románticas hasta que se sienta mejor.

¡Y así queda formalizada nuestra amistad! Esperamos que nunca tengamos que recurrir a este contrato, pero si lo hacemos, sabemos que estaremos ahí el uno para el otro.

¿Te ha gustado este ejemplo de contrato de amistad gracioso? ¿Te gustaría hacer uno con tus amigos? ¡Déjanos tu comentario y cuéntanos qué te parece! ¡Hasta la próxima!

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *