Contrato Fijo Discontinuo: Explicación BOE 2023

Table of Contents

Bienvenidos a Viltis, el blog jurídico donde encontrarás toda la información actualizada sobre leyes y contratos. En esta ocasión, hablaremos sobre el contrato fijo discontinuo del año 2023 que ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El contrato fijo discontinuo es una modalidad de contrato laboral que se utiliza cuando la empresa necesita cubrir puestos de trabajo en determinadas épocas del año, como por ejemplo en temporada alta o en eventos específicos. Este tipo de contrato se diferencia de otros contratos temporales en que no tiene una duración determinada, sino que se establece un periodo de actividad y un periodo de inactividad.

Características del contrato fijo discontinuo 2023

El contrato fijo discontinuo del año 2023, publicado en el BOE, presenta algunas novedades en comparación con años anteriores. A continuación, mencionaremos las características más importantes:

  • Duración: este tipo de contrato no tiene una duración determinada, sino que se establece un periodo de actividad y un periodo de inactividad. En el caso del contrato fijo discontinuo del año 2023, el periodo de actividad no podrá ser inferior a 9 meses ni superior a 10 meses.
  • Horas de trabajo: el número de horas de trabajo se distribuirá de manera irregular durante el periodo de actividad, dependiendo de las necesidades de la empresa. Durante el periodo de inactividad, el trabajador no tiene la obligación de prestar servicios.
  • Salario: el salario se calcula en función de las horas trabajadas durante el periodo de actividad. Durante el periodo de inactividad, el trabajador no percibirá salario.

Ejemplo de contrato fijo discontinuo 2023

Imaginemos que una empresa de turismo necesita cubrir puestos de trabajo durante la temporada de verano. Para ello, contrata a un trabajador con un contrato fijo discontinuo del año 2023. En este caso, el periodo de actividad se establece del 1 de junio al 30 de septiembre, y el periodo de inactividad del 1 de octubre al 31 de mayo.

Durante el periodo de actividad, el trabajador deberá cumplir una jornada laboral de 40 horas semanales, distribuidas de manera irregular según las necesidades de la empresa. Su salario mensual será de 1.200 euros.

Durante el periodo de inactividad, el trabajador no tiene la obligación de prestar servicios y no percibirá salario. Sin embargo, seguirá manteniendo su relación laboral con la empresa y tendrá derecho a recibir una prestación por desempleo.

Esperamos que este artículo te haya sido útil para entender mejor el contrato fijo discontinuo del año 2023. Si tienes alguna duda o comentario, no dudes en dejarlo abajo y te responderemos a la brevedad. ¡Hasta la próxima!

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *